y que hablen

Théo Gosselin

Algunos estáis acostumbrados a que se hable de todo aquello que hacéis, o casi todo. Este artículo os lo dedico a vosotros, la comidilla de algunos, la envidia de otros.

No eres Alberto Garzón, no eres Kanye West, no eres la Reina Letizia, ni tampoco Blanca Suárez… pero da igual, van a hablar de ti, y prepárate porque van a hablar muy mal.

El boca a boca es mundial, aunque más todavía en el universo occidental. Tus redes sociales han contribuido a ello, y aunque no las tengas, no te librarás del “corre ve y dile”.

Te lo cuento yo, porque sé de lo que hablo. Esta misma afirmación hará que alguno de los lectores de este texto, critique esta misma sentencia. Tú querido, eres el que sigue alimentando la pescadilla que se muerde la cola, la cola y la lengua.

Tienes que partir de la premisa de que cualquier cosa que hagas puede no gustarle a alguien. Claro, que eso a ti te tiene que importar una mierda. Disfrutarás más de tu existencia, si lo que digan los demás te la trae al pairo.

Voy a comentar tres puntos básicos e importantes para aquel que te ama o te odia en silencio.

ESTUDIAS/TRABAJAS

Si estudias y eres demasiado mayor, dirán que has perdido el tiempo. Si trabajas y eres joven, opinarán que no deberías haber dejado la carrera. Si te dedicas a algo que te gusta y encima cobras por ello, les comerá la envidia y se inventarán cualquier cosa para mancillar tu honor (ese que nunca debes perder). Si tienes un trabajo de “soldado raso”, te llamarán fracasado, pero no te olvides, el ruido de sus palabras será el eco de tu nombre.

ASPECTO FÍSICO

Es bastante sencillo. No importa si estás gordo o flaco. Puedes ser fofisano, carne de gimnasio, runner o sedentario. Todo lo que hagas y lo que seas, les vendrá mal. Hablarán de ello, y no será para echarte flores. No les gustas, no harán nada por evitarlo, aunque de vez en cuando lo disimularán de miedo. Pero oye, rajarán en privado y en grupos de Whatsapp, raramente te lo van a decir a la cara.

Eres un foco de opinión, por ello la ropa que lleves, o dejes de llevar, también será un buen tema de conversación.

TU VIDA SEXUAL Y/O SENTIMENTAL

Sin lugar a dudas es lo que más les interesa. Querrán saber si vienes o vas, con quien, con quienes, cómo y dónde. Te seguirán como stalkers profesionales y harán cábalas de tu estado sentimental y sexual. Cuanto más feliz seas, más desearán hundirte con cotilleos, ya sean reales o falsos. Si te mantienes al margen y no paseas tus relaciones en público, ya se encargarán ellos de inventar lo que más les venga mejor.

Si tardas en olvidar a tu ex, serás un loser. Si te ven con alguien “demasiado pronto” entonces serás un fresco, un desalmado, un putón, un cualquiera. Si llevas mucho tiempo con tu pareja, opinarán que te estás perdiendo los mejores años de tu vida, ¡menudo dramón! Si eres un picaflor, rajarán de ti porque que no sabes lo que quieres, eres inestable y no te duran los rollos más de un fin de semana.

No te olvides, tu cuerpo es tuyo; tú barajas tu fidelidad, ética y valores. Tú eliges tu vida sexual, y sobre la sentimental… Si a veces ni nosotros mismos controlamos nuestros sentimientos, ¿por qué coño va hacerlo alguien que no nos importa?

 

CONCLUSIONES

No importa lo que hagas, pero hazlo. Si eres fiel a ti mismo, lo demás nos da igual.

No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

Eres una oveja negra, y aunque algunos se empeñen en esquilarte, el color lo llevas muy dentro. Black is the new white, ¡y que hablen!