Desahuciar a una familia de su piso es legal

Ocupar un espacio público abandonado y utilizarlo es ilegal

La Fundación Francisco Franco es legal

Votar más de una vez cada cuatro años es ilegal

Violar a una niña es prácticamente legal, pues al ser niña tardará algunos años en denunciarlo, si lo hace, y casi seguro habrá prescrito el crimen

Intentar llegar a la costa europea, que intenten salvarte es ilegal

Que te disparen es legal

Injuriar y calumniar a la Corona es ilegal

Usar la violencia contra una resistencia ciudadana pacífica para romperla es legal

Alianza Nacional es legal

Falange Española es legal

Democracia Nacional es legal

España 2000 es legal

EL PP es legal

El Valle de los Caídos es un monumento de memoria histórica

Todos los represaliados que lucharon por la democracia y la libertad no merecen ninguna memoria

El programa de radio de Jiménez Losantos es perfectamente legal

También lo es la desesperación colectiva, la represión policial, la desigualdad de clases, la concordia entre los tres poderes

En general, ser pobre, es ilegal

Amigos y compañeros, quizás penséis que EL BIENESTAR ya está conquistado y vivimos en el menos malo de los mundos posibles que nuestros padres y abuelos pelearon por conseguir. Ya no somos un rebaño amedrentado conducido por el lobo, ya no enfilamos largas colas hacia la gigantesca torre de cristal babel con su ojo de Saurom vigilando, ya no somos una turba ensimismada inmóvil ¿Crees que ya nadie es excluido, ni explotado? ¿La utopía no merece ser tratada?

La conciencia colectiva “sublevada” es un sueño, apenas una reminiscencia de algo bonito que ahora queda bien para los anuncios y las camisetas

Recuperemos hermanos el abrazo, alegrémonos de la lluvia, apaguemos la pantalla, respiremos la noche, mantengamos la memoria, tumbemos los tótems, recobremos el aliento, olvidemos nuestro empleo, desnudémonos los ojos, despertemos la voz dormida

Abarrotemos las plazas hoy y siempre, llenándolas de palabras, avivando el viejo fuego de la insubordinación

Ahora, que quizá sea demasiado tarde, que quizá no quede esperanza. Ahora que hay tanto daño hecho que nos toca compensarlo. Ahora, que sabemos que volverán a pasar de largo, y que seguirán los desalojos, su violencia legal contra nuestro inconformismo ilegal

Ahora, seguimos indignados.