Unbreakable Kimmy Schmidt

En Durnsville (Indiana), cuatro chicas que celebran la Navidad en un búnker subterráneo son rescatadas. Son las Mole Women y han estado encerradas allí durante quince años, por culpa de un fanático religioso que dirige una secta apocalíptica poco convencional. Minutos después de su liberación, el testimonio de un vecino del pueblo, “songsifeado”, crea una de lasintros musicales de una serie más geniales de todos los tiempos. “They’re alive, damn it!“

Así comienza Unbreakable Kimmy Schmidt, el nuevo trabajo de Tina Fey y Robert Carlock -creadores de 30 Rock-, y una de las mejores noticias en mucho tiempo. Dos años sin una de las series de culto cómicas más gloriosas era demasiado y “Kimmy” no se queda atrás, convirtiéndose en una de las grandes revelaciones  de este mes de Marzo -y probablemente del año-, gracias a Netflix.

Por eso, si después del final de Parks and Recreation estáis tan deprimidos como yo -y tampoco os da para terapia-, os recomiendo que os pongáis con ella cuanto antes y para ello os ofrezco seis buenos motivos.

kimmy_schmidt

1. La genialidad del argumento.

Cuatro mujeres encerradas en un búnker en contra de su voluntad puede dar para drama, pero ni hablar. Porque para empezar, las chicas fueron encontradas por un cerdo psíquico del FBI, y para continuar, fueron secuestradas por el (genialísimo) reverendo Richard Wayne Gary Wayne, que además tiene el título de peor dj de bodas. La vida post-liberación de Kimmy en Nueva York…solo nos puede traer cosas buenas.

2. Sigue siendo un poco “30 Rock”.

Kimmy Schmidt no es Liz Lemon (Tina Fey) pero es mejor: es Erin deThe Office en un papel escrito específicamente para Ellie Kemper.

Y si una  de las cosas más fascinantes de “30 Rock” desde sus inicios, era ese maravilloso aura de absurdez que impregnaba cada personaje, aquí no solo  tenemos un amplio reparto de secundarios absurdos y excéntricos, sino que además, algunos repiten. ¿Os acordáis de Jenna Maroney y D’fwan? Pues Jane Krakowsky y Titus Burguess no solo vuelven a salir, sino que además interpretan prácticamente los mismos papeles. Y lo que algunos podrían interpretar como falta de originalidad, se convierte en uno de los mayores aciertos: son los mejores de lejos,  tan solo eclipsados por el estelar papel de Martin Short, que no tiene precio.

2. Tiene unos cameos geniales.

Si por las siete temporadas de  “30 Rock” desfilaron entre otros, Jon Hamm, Tom Hanks, Peter Dinklage, Matt Damon o James Marsden, en la primera temporada de “Unbreakable Kimmy Schmidt”, hemos tenido muchísimas sorpresas.

(SPOILER: No leas a partir de aquí si prefieres seguir con la sorpresa y pasa al punto siguiente)

Pequeñas intervenciones de Tina Fey, Dean Norris, Jon Hamm e incluso Kiernan Shipka -la pequeña Sally del clan Draper en Mad Men-han hecho que amemos la serie mucho más. La calidad de su elenco principal basta para que no hicieran falta, pero hace muchísima ilusión ver a tantos actores de actualidad encarnar papeles totalmente diferentes. ¿Mi favorito? Dean Norris en un papel absolutamente opuesto al de Breaking Bad.

3. Es divertidísima. Y punto.

Quince años sin salir a la luz es mucho tiempo. Kimmy Schmidt es una niña encerrada en un cuerpo de mujer, que se ha perdido muchísimas cosas por el camino. No sabe que es un selfie, anima a su amigo Titus Andromedon (que quiere ser una estrella deBroadway) diciéndole que cantará en los Grammy con Whitney Houston y Michael Jackson, ejerce de niñera de una adolescente problemática que se llama Xantippe Lannister y tiene un compañero vietnamita que se llama “Dong” (“Pene”, en inglés).

Esta serie es una sucesión de situaciones surrealistas y tronchantes que nos hacen imposible no adorarla enormemente.

4.La intro es lo mejor.

Cinco de cada cinco personas han caído rendidas a sus pies. Nada más que añadir.

5. Y la puedes ver del tirón.“Kimmy” es grotesca, absurda, adorable y muy divertida. Desde luego un soplo de aire fresco en un panorama plagado de series “de risa enlatada” como The Big Bang Theory o Mom.

Pero lo mejor es que al ser de Netflix, no tienes que esperar para darte el atracón, que te va a apetecer darte desde el capítulo uno. Los puedes ver todos de golpe,  aunque yo no te lo aconsejaría. Aún queda mucho para la segunda temporada, ya confirmada. Disfrútala poco a poco.

¿En qué estarían pensando los de la NBC para deshacerse de esta pequeña maravilla?