This Is Us

Millones de espectadores, peleas entre cadenas, una triple renovación cuando la serie iba aún por la mitad de la primera temporada… seguro que si estás puesto en el mundo de las ficción te suena de lo que hablo. ‘This is us’ es una ficción de la NBC muy mona, de lágrima fácil, que ha sido el pelotazo de este año y de la que todo el mundo no para de hablar allá donde vayas. Una historia simple y cercana que tiene a Milo Ventimiglia en pelota picada en su piloto como principal aliciente, pero que es más, mucho más. (No se lo montaron mal los del tráiler, ¿eh?).

Parte de una premisa muy sencilla. En su primer episodio cuenta la historia de varias personas que cumplen años el mismo día. Jack, que espera trillizos con su mujer Rebecca. Kevin, un actor de éxito relativo al que su carrera le sabe más bien a poco. Kate, adicta a la comida con un autoestima por los suelos. Y Randall, que a sus 26 años acaba de encontrar a William, su padre biológico, que lo abandonó al nacer.

Lo verdaderamente sorprendente no son sus andanzas personales, sino ver cómo se entremezclan, cuando descubrimos que estas personas están emparentadas entre sí. Porque ‘This is us’ es la historia de la familia Pearson, en la que vamos a entrever poco a poco (a modo de flashbacks y flashforwards) las vivencias y el destino de los personajes en distintos momentos temporales. Ese es su principal acierto, no solo su particular estructura narrativa, sino su predisposición a un cliffhanger inesperado que la hace aún más atractiva al espectador. Suministra la información de forma inteligente y con cuentagotas, captando la atención de la audiencia. Desde luego, su originalidad es innegable.

Es cierto que la trama así descrita resulta poco atrayente. Doscientas series abordan las relaciones y los dramas familiares, con más o menos éxito y ésta podría ser una más. Pero no lo es. ‘This is us’ consigue despuntar sobre otras gracias a unos protagonistas muy cercanos y reales, de los que es muy fácil encariñarse, a una BSO bien elegida y a un buen guión, que alterna humor, amor y drama elegantemente.

Partiendo de esa premisa inicial que hemos contado, tanto de los padres como de los hijos en las diferentes épocas, nos muestra a los personajes en situaciones cotidianas, enfrentándose al miedo y a las consecuencias de sus decisiones. Es un retrato humano que quiere dejar un mensaje esperanzador, sin incurrir en patetismos o cinismos innecesarios, contando las pequeñas (o grandes) tragedias de la vida como son.