arder

Aprendernos

A-prendernos

Nos hemos acostumbrado a arder poco y a hacerlo mal, a presumir de pericardio ignífugo y a tolerar más el ardor de estómago que los vuelcos. Y mírate, con...