Queríamos rememorar este video con el que tan buenos ratos hemos pasado. Aquí cada frase, cada segundo de imagen es impagable. Si no conocías a Gabri y Tomate (no son artistas flamencos. O sí) prepárate. Diseccionamos el reportaje entero. Teníamos que hacerlo, no en vano una sección de nuestra web se llama Te Ríeh.

El primero en aparecer es el entrañable TOMATE, jovial, parece que celebra dando palmas Noh han parao, de nunca, de nunca me habían parao a mí. He venío siempre con ciento y pico de venah en alcohol aquí se atranca un poquito el muchacho no siempre le salen las palabaras tal y como las quiere decir, le pasa un poco como a Rajoy. Y ahora a mi colega ahí vemos venir al compañero que completa el dúo cómico por verlo con el Eclipse que le ha costado un dineral, vale lo ha pasao con la coquita tal, tal. Los gramitoh. Tiene amenazada aquí baja el volumen, porque Tomate a veces le da por ser discreto a toda la Policía Nacioná hace una pausa de Alicante por matizar, que no todo es venirse arriba.

Van tós detrás dél se oye decir a Gabri desde fuera de campo.

Tomate lo confirma Y van tós detrás de él

Yo me he bebío en mi casa 5 botella de wilabel claro que sí. ¡Veníos pal carro hombre! Tomate rebosa hospitalidad, quiere ser un anfitrión perfecto.

Escucha que tengo dos puntos pero me la come Aquí GABRIEL deja clara su actitud nihilista, disconforme, contestataria ante la vida.

Pues para quitanos las penas ahora qué vamos a hacen al llegar a Alicante pues pillar dos pollitos de coca lo dice con un cierto tono quebrado en la voz. Tomate es un ser sintiente y padece como cualquiera fumarno los cuatro porros útimos. Y el colega le dice lo que haga falta, un par de litroh… mira, a ver si me queda tranquis aquí, ¿quieres tranquis? y se lleva la mano al bolsillo interior de la chaqueta esa blanco nuclear o blanco kinky que lleva. ¿Quieres tranqui? Esto es para dormir hermano, Tranquimacines y enseña una pastilla. Aquí viene el mejor momento sin duda de todo el video, que hasta ahora había pasado desapercibido para muchos, el colega, cágate, le dice Córtate, córtate ?  Pero Gabri es un valiente, un rebelde, un cínico, un radical, y se hace medio justo delante de una pareja de policía, a lo puto loco ahí.

Tomate confirma con admiración hacia su colega lo que ya ha quedado muy claro Le multan, pues le da igual, le da igual. Él qué tiene que pagar, ¿1000 euros? Pues los paga.

Sácales los 10 gramos ?  Llevan un puñetero alijo en el coche. Aquí no, la merca no se enseña (¿apubricidá?). Este amigo suyo parece más sensato y aún tiene que seguir aguantando a Gabri que está potrosillo. Que aquí no se monta, quita Gabri tío su colega le dice algo ininteligible, no sabemos muy bien lo que quiere, dice algo así como desjamehharr que me acabo de dar 0.60.

Ahora nuestro Gabri, con una sonrisa de emoción, enseñando bien sus dientes desparejados suelta una frase lapidaria: ¿Quieres ver cosa gorda?

Que ese coche no sale de la nada. Y esta es una de las mejores frases, nuestro James Dean de Alicante sigue vacilando a la madera, mofándose de la bofia. Escuchamé –le dice el chaval al agente- ¿a que este coche es marronero, di la verdad, tú que eres policía? 

Es que aquí lo que llevamos hoy es impresionante. A Tomate se le sigue viendo feliz, hace aspavientos, la vida es excitante, está emocionado casi extasiado, no sabemos si es el mejor momento de su vida o todos los findes son así de fascinantes para él, que sabe disfrutar de la vida como nadie.

Gabri: Grábame si a mí me da igual que me grabes. ¿Qué queréis? ¿Tener un reportaje de puta madre, no? Toma dice abriendo un “pollo” hazte un pleno, toma coqueta lo enseña a cámara, con esto no tengo ni pa un cuarto de hora se ríe jeje. Se pone a chafar en el capó del coche, él todo lo que esté en su mano para ayudar a sus nuevos amigos en favor de que les luzca el reportaje y sea lo más ilustrativo posible. Alguien explica eso se chafa así. El redactor asombrado ¿Aquí en medio del control? ¿Y qué? contesta en seguida Gabri.

Tomate reflexiona sobre el hecho de hacerse farlopa delante de los cuerpos de seguridad: Cuando está la guardia civil ahí, gesto de hacerse un rayote a lo bestia, se le nota que tiene soltura cuando entra parece que está más buena la coca. Tomate sigue en su estado de arrobamiento tan característico suyo eso es lo que nos gusta a nosotros.

Nos vamos a hacer una rayitas y ahora nos vemos. Gabri hace un paréntesis, un tiempo muerto, se van a recuperar fuerzas, pero deja claro que más tarde seguirán con el reportaje, su compromiso es claro. ¡Eh! ahora os llamamo. Tomate confirma asomando desde la puerta trasera ya en posición, encorvado para meterse en el coche, o sea ya sabéis, meterse… en el coche. Ahora os llamamo.

Y ahora un tío con verdadero arte flamenco, este parece gitano, muy salao. Esto es lo máh bonito que es polen. To padentro pa que luego lo saque el viento y tira el humo a cámara. Y otro con un parche en el ojo Me han follao vivo, con la no se entiende ¿bajera? ¿ventana? ¿bragueta? abierta… me cago en dioh se le cae uno de los papeles que lleva en las manos lo tiro todo al suelo y efectivamente lo tira, toda la documentación al suelo.

Dos chavales leen la multa tirada en el suelo un importe de 600 euros, 4 puntos….6 puntos 600 euros. La gente parece realmente entusiasmada por participar en un control policial y deben creer que les están dando puntos dentro de una competición, están encantados con la vida y no les importa pagar ? . ¡600 pavos que no pasa ná, que esto se paga como agua churros! Claro, como son traficantes, porque para cualquiera le supone darse de baja de Netflix y HBO y dejar de cenar durante 6 meses.

Volvemos con nuestros colegas que siguen con el mismo tema: escúchame tenemos coca pa enterraros. Se sonríe y mira consecutivamente a redactor y cámara A los dos. Gabri lo dice muy en serio. Y sigue insistiendo en colaborar con la Justicia pues le dice al cámara: Ese es el coche de la droga, coge la matrícula refiriéndose al Eclipse, claro.

Ahora Tomate se nos pone intensito y se abre, se nota que habla desde el corazón. Solo le falta algo de música épica o romántica. El placer de meterno ahora unas cuantas rayas toda la peña que habemoh aquí pos eso nadie nos lo quita el placer de meternos aquí ahora 5 polloh, 10, de buena mañana que es como entra la coca… Se le nota tenso, algo pasa La poli se mete, hasta el presidente del gobierno se mete, a mí que no me jodan hombre. Aquí no le vamos a quitar la razón, Tomate for president.

Gabri sigue con su cruzada contra la policía El guarda nos come tol capullo y aprovecha para dejar clara una cosa importante La gente de Muchamiel es la mejor que hay en Alicante.

Una mano enseñando un cacho de costo y esta frase que ya ha quedado para el argot por muchos años: Hachís, bueno, bueno, bueno, bueno, del parabueno.

Ahora llega el turno del guardia civil que ha accedido a explicar que bueno hemos pasado por ahí y nos ha dao un pequeño olor a porro y el ocupante del vehículo que estaba fumándose un porro y hemos encontrado semillas de marihuana. Enseña un grinder y después un pollo. Son unos gramitos de cocaína. El redactor coge el pollo que le muestra el Guardia Civil y dice: ¿lo puedo abrir? ¿Para qué querrá abrirlo? No porque sino se va a caer. El guardia preocupado porque eso se pierda, por la denuncia será. Continúa: por todo esto se le va a hacer una denuncia y lo que no es habitual es que estando nosotros se pongan a fumar habiendo 14 o 15 agentes de la Guardia Civil, pero bueno, con esta gente siempre te encuentras alguna sorpresa. ¿No es habitual? O sea que estamos ante un acontecimiento único e irrepetible, una suerte de serendipia maravillosa en la que han coincidido los más trastornados en un solo control de la Guardia Civil.

A partir de aquí todo cambia. Les han puesto una multa, una denuncia o algo -oh, qué sorpresa-, pero ¿qué coño os pensabais que os esperaba al llegar al punto de control? Ahora ya no están tan contentos, tampoco de que les graben. Ahora, esto no va a quedar asín, yo ya lo he dicho aquí hay gente muy peligrosa y esto no va a quedar así, corten por favor corten ¿Queda claro quién dirige el reportaje?. Que la policía de aquí, la Guardia Civil, todos, me cago en sus putos muertos. A Tomate le ha cambiado la cara, ahora da miedo, con los ojos tan biertos como un Lemur. Y si vosotros sois civiles me cago en los vuestros, eh, te lo juro eh. Y aquí interviene nuestro amigo Gabri que ahora no está tan simpático y complaciente: eh, ¿queréis que os saquemos la pistola? ?  Tomate insiste, en absoluto paranoico: ¿espero que no seáis secreta, eh? La policía secreta se hace pasar por reporteros de televisión para grabar a un grupo de traficantes de Muchamiel, vale Tomate, bien pensado.

Bueno, nos habíamos quedado con que Gabri amenazaba con enseñar la pistola: Tomatee, ¿pa qué se saca la pistola? Y entonces esta frase para la historia: la pistola cuando se saca es para disparar, el que la saca pa enseñarla es un parguela. Tomate, en serio, eres the best. Gabri abre el maletero del coche destacando el calibre del arma: la nueve milímetros. Parece que Tomate no quiere que la saque, se teme lo peor, dice algo así como esteescapazdedisparar quenotedisparé eh. Entonces nuestro amigo, que ya no tiene ese gesto amistoso, alegre, festivo, sino una apariencia de puto loco trastornado: si la saco te juro POR MI HIJA PEQUEÑA ?  este tío tiene hijos OMG que te disparo en un pierna, me da igual to, me da igual toda la Guardia Civil. Eso nos ha quedado claro. Si cuando tú has venío, yo he ido, he vuelto, he ido y he vuelto otra vez, sigue, sigue, no te detengas ahí, date otra vuelta más hombre he estao en tres centros de menores, me entiende o no a mí tuu me parece que se muerde la lengua, quizá le sabe mal bah pero se lo piensa mejor me la sudas. Y ahora lo vemos sin chaqueta, se la ha quitado por algo y esta vez sí, con toda su mirada febril. Aquí sabemos que efectivamente esta gente de Muchamiel es la mejor: ¿te ríeh? Aquí el redactor teme por su vida. El otro insiste haciendo de poli bueno, o en este caso, de delincuente bueno: iros pallá venga, estáis en un sitio muy peligroso, aquí hay gente peligrosa. Coño haber avisado antes hombre, pero bueno, mereció la pena Tomate y Gabri, mereció la pena.

En palabras de Víctor Arce: Esta es probablemente una de mis piezas fílmicas favoritas. El tempo de este vídeo es digno de ser estudiado en clase de videoarte o de aparecer en un ensayo sobre el giro etnográfico. Ni David Lynch puesto hasta las cejas de red-bull podría crear una disonancia parecida. Esta joya del post-documental ejemplifica e investiga el papel del anti-héroe, el esperpento costumbrista que observamos con distancia pero con complicidad, con asombro pero con rechazo. Sin más, un vídeo para recordar y una referencia vital del avant-humor.

Corten, por favor.