Qué puta pasada estar soltero

Guapísimo, magnífico, locurón. Es lo mejor que te puede pasar en la vida. Salir, beber, el rollo de siempre. Conocer tías y tías, ir a mil garitos, tener infinidad de noches memorables. Y sobre todo lo mejor: no tener ataduras. No tener a nadie que rendir cuentas, ni mochilas cuando sales, ni tener que fichar. Estar soltero es lo mejor de la vida y blablabla… Qué pesados macho. Estar soltero es una mierda no mola, Punto.

Supongo que al igual que ellas le echan la culpa a las películas de no encontrar un tío decente, yo también puedo culparlas por lo idealizada que está la imagen del solterón. Pensad en cualquier serie o película del típico grupo de amigos. Cómo mola el solterón eh. Graciosete, guapete, ligón. Y en un alarde de ingenio de los guionistas, el toque final: “hagámosle un pelín tonto, que es un a serie/película coral y no queremos que destaque por encima del resto“. Okay tíos, un aplauso. Otra generación más cuyo mantra será el nuevo “¿cómo va eso?” o “legen-dario“.

Pero estar soltero es una mierda. O no, pero no mola tanto como lo pintan. Es otro más de los estigmas o clichés que, aunque parece que empiezan a diluirse, se siguen perpetuando en el imaginario colectivo por culpa de (de nuevo) clichés y tópicos cada día más rancios. Unos tópicos, por supuesto, que valoran positiva o negativamente una decisión u otra: qué puta pasada es estar soltero y ríete de ser un calzonazos. Curiosamente, siguiendo otro de los estigmas posiblemente todavía más rancios, entre ellas es al contrario. En un ejemplo más de cómo estúpidamente una cuestión de género tiene que mostrar la posición de una persona, y de cómo relacionarse. Qué puta pasada de sociedad.

Como si de una bendición fuera, cuando te quedas soltero aún hay gente que te da la enhorabuena. “Lo has logrado tío, vuelves a ser uno de los nuestros“. En fin, repasemos algunas de las grandes afirmaciones y argumentaciones de mentes iluminadas que casi te felicitan cuando estás/te quedas soltero:

1. Te hinchas a follar ligar

Probablemente el cliché más sonado. Se valora positivamente follar mucho, con mucha gente y a ser distinta mejor. Perpetuemos así un estilo de vida, y es más, denigremos el contrario. “¿Cómo puedes querer follar sólo con una tía?“. Vale tío, qué tal si te vas a follar y me dejas tranquilo con mi vida sexual.

2. Puedes follarte ligarte a quien quieras

Sí, el hecho de no tener pareja te convierte en una persona con unas habilidades sociales, una confianza y un atractivo que te hacen un imán para todas las personas del sexo opuesto. Si es que eres todo un canallita.

3. No tienes que dar explicaciones a nadie

¿Das explicaciones a tus padres con la edad que tienes, y eso que no pueden cambiarte por otro y te aguantaron todo lo que hicieron? ¿Se las das a alguien que ha elegido estar contigo? De hecho, ¿qué heces para tener que dar explicaciones?

4. Tienes más tiempo para ti mismo

Estás 24 horas al día contigo mismo, ¿no tienes suficiente como para pasar tiempo con otra persona?

5. Puedes hacer lo que quieras

Claro, sacarte 3 carreras, subir el Everest, dar la vuelta al mundo, ganar un Oscar/Nobel/Pulitzer o los tres a la vez si te apetece. Eh, incluso volar pero no a más de 15 metros de altura.

6. Los colegas son lo primero

Tío, si te fuiste a Lost y dejaste a tus colegas de lado, ahora no vengas a ser el mejor amigo de todo el mundo porque ya no tienes pareja. Tus amigos no te lo dicen porque son tus amigos y se alegran de que vuelvas a verlos, pero QUE TE DEN POR CULO.

Oye, tenéis razón, me habéis convencido. Qué puta pasada es estar soltero.