Colectivamente el colectivo se organiza para juntarse pero

sin cooperación no puede haber orgía

Te hallarás tú solo con tu cuerpo

tú y los demás

tú y la pornografía

la pornografía de los hermanos La Piedra, la pornografía de Torbe, PutaLocura, XVideos, Xhamster, la pornografía sentimental de Telecinco

se suicida una joven porque se ha filtrado un video y lo han visto los ojos de otros

han visto su cuerpo de pecado

no tenía ningún derecho

ella se lo ha buscado,

El latifundio no es patrimonio de nadie

la patria es el latifundio de unos

el patrimonio de unos es la explotación y la usura hacia otros

Mi cuerpo está limitado por la sustancia del contexto

mi cuerpo es uno y no es dueño MÁS QUE DE SI MISMO,

sí, lo enveneno a veces, y se acuerda de lo que es sentirse vivo

sentirse vivo es algo más, ha de ser algo más que todo esto.

Sin Hermandad no hay humanidad,
sin sociedad no hay mundo
sin anestesia hay reacción

Un día incluso la ciudad de El Ejido será transformada en un oasis

Yo tengo un sueñO
tengo un sueño que te cagas
quiero dormir
por eso voy a llamar a la policía
no en serio, a Poli Díaz,
no no en serio, a la polipoesía
a Poli Díaz
no, a la Polipoesía
A la policía de la poesía.

Oh señor, sé que soy insignificante.
Sé que no soy digno de ti por mi flaqueza
mis ojos me son ocasión de pecar y no me los he arrancado
Quise hacerme un selfie frente a un tren en marcha.

En España hay

fruta podrida en el asfalto

Gente de bien dando de comer a las palomas

Despojos humanos deshauciados en las cunetas

los camiones en la jura de bandera

la posesión infernal de las mama chicho

Jesús Gil y Pollas

Isabel Trampantoja

olé olé la alegría Macarena

No es lo mismo ser jainista que ser torero

No es lo mismo

Porque hay eunucos que así nacieron desde el seno de su madre

Y los hay que a sí mismos se hicieron por causa del reino de los cielos

El que pueda aceptar esto que lo acepte (Mateo 19:12)

Suenan cornetas y los hermeneutas de la muerte vienen con sus aurigas custodiando a su señor, oh señor, sí señor, vienen con caballos negros, con crespones negros. Vienen con las tablas de la ley y el orden. Para disciplinar el caos: espalda recta, mirada al frente, quiero que no me abandones amor mío al alba.

La fruta prohibida. La tentación. El cilicio. El uniforme. La cera caliente. El flagrum. La disciplina. Cordero de Dios.

Los próceres de la patria descienden hacia nosotros
Son llevados
llevados en volandas al son de los tambores
Ya vienen, oh señor, a administrarnos el viático.

Hábleme del karma padre
de la justicia universal, del proyecto castor, de la Guerra de Irak, el genocidio Armenio, las Torres Gemelas, La sala Bataclán.
¿De verdad en el pecado se lleva la penitencia?
¿No son Mizzian y Mengele hijos de la misma madre?

La hidrocefalia de los paladines con su estúpido, estúpido heroicismo, sus ridículas polainas, el capote, y ese verde carne, pelo verde, verde viento, verdes ramas;
odio sus cortijos y sus cortejos.

Ya se escucha cómo vienen, cómo llegan, tocan campanas y yo también quiero ser héroe.

Lo siento padre, confieso que mañana, acudiré sereno

resuelto a VOTAR.