Mamá, echo de menos la universidad

diablopradaAhora que ya llega el verano, vas a tener los exámenes finales dentro de poco, te has graduado, ya piensas en la fiesta de final de carrera, en que te vas a librar de estudiar hasta el fin de tus días… Llega ese momento nada esperado en el que empezarás a notar una presión sobre tus hombros: mantenerte, buscarte la vida, pagar las facturas, llámalo X.

No es que me guste ser una aguafiestas pero como sé que vienes del mundo de yupi o de algún sitio parecido, voy a contarte algunas cosas que te ocurrirán en la fabulosa e increíble historia de encontrar trabajo:

1. ¿Trabajo remunerado? No sé de qué me hablas.

2. Bueno, puede que un salario como tal no te vayan a pagar pero pueden ofrecerte una ayuda mensual de 50€ para el transporte. Que tal como está el mundo es bastante considerado por su parte.

3. ¿Qué tienes la manía de comer tres veces al día? Pues entonces busca unas prácticas de empresa en las que te ofrezcan 300€ al mes con los que pagar el alquiler, comer y vivir dignamente, si es que no sé por qué te agobias.

4. Ya, que eso no te convence.

5. ¿Hablamos de las horas? ¿Qué me dices de una jornada completa por 450€? Son 150€ más y estarás la mayor parte del tiempo en el trabajo, por lo tanto ahorrarás bastante luz y agua en casa. Son todo ventajas.

6. ¿Vida social? Ingenuo.

7. Bueno venga, pueden subir a 600€… pero vas a tener que hacer horas extras. Y no te las van a pagar.

8. ¿Qué? ¿Qué el salario mínimo interprofesional en España son 655€? ¿Estás diciendo que no te parece una buena oferta? Eso es porque se te ha olvidado la ayuda mensual de 50€ del transporte.

9. ¿La Seguridad Social? JAJAJA

10. Es que… jajajaja… dices… jajaja… que quieres… jajaja… cotizar.

11. ¡Ay qué inocente! Criaturita.

12. ¿Tienes experiencia? Porque es muy importante, no te vayas a pensar que te van a pagar 1000€ al mes por tus cinco años de carrera y dos máster.

13. No, créeme, no les vale que sólo hayas estado estudiando.

14. ¿Qué cómo sacabas tiempo para trabajar mientras tenías prácticas, trabajos en grupo y exámenes? No lo sé, pregúntaselo a ellos.

15. ¿Qué tal ese año de Erasmus? ¿Aprendiste inglés? ¿Sí? Pues tenías que haber aprendido inglés, francés, italiano y búlgaro. Y aún así, no les parecerá suficiente.

16. Ahora en serio, ¿qué tal el Erasmus?

17. ¿Te acuerdas del que nunca te deja los apuntes en clase y siempre intenta sacar mejor nota que tú? Tiene un homónimo en el mundo laboral.

18. ¿No te apetece hacer un examen sólo con pensar en todo esto?

19. ¿No echas de menos la universidad?

20. Yo sí.