La Trocamba Matanusca

Voy a entrevistarme con ellos en un piso del céntrico barrio del Carmen en Valencia antes de que comience el “passacarrer”, actuación en la que van tocando por la calle y la gente les sigue; algunos cerveza en mano, otros con los niños, señoras mayores con su andador y todos atraídos e hipnotizados como ratones ante los sonidos del acordeón, la trompeta, la tuba, el trombón, la flauta, la percusión… No estamos en Fallas, ni en Moros y Cristianos, es la llamada gran feria de Julio y esta gente bien sabe hacer bailar a cualquiera y convertir el día al momento de su actuación en día de fiesta.

El piso se encuentra en una estrecha calle con pequeños balcones de barrotes negros y mucha colada de domingo, donde ya oigo rebotar por entre los los ladrillos de los tejados la voz de una madre italiana regañando a sus hijos, subiendo las escaleras me acompaña un chico armenio que me cuenta que se va a la playa y que necesita encontrar una novia. Y al llegar al piso escucho de los vecinos, seguramente gitanos, tocar música con varios instrumentos de viento. Tal es el crisol que me recibe como si fuera un anticipo del festival internacional Iboga Summer Festival donde dentro de pocos días podré empaparme de variados estilos de música interpretados por músicos venidos de todas partes del mundo.

En el recibidor me encuentro con una parte del grupo (no están todos), los dos Paus, Tanyo, hechas las presentaciones, me ofrecen una cerveza y tras contarles que subiendo los tres pisos me ha dado tiempo de entablar amistad con un tipo que me ha contado sus proyectos de vida, saco la grabadora y procedo:

TheAfterMag: Fanfarria Bankálika…

LaTrocambaMatanusca:  Balcánica.

TAM: ¿No es bancálica?

Bueno como quieras, Balkan gipsy del bancal.

TAM: ¿Cómo definís vuestro estilo?

Libre…divertido, loco y mezcla de estilos.

Nosotros venimos de diferentes bandas y mezclamos música balcánica, gipsy y klezmer con lo mediterráneo. En nuestro segundo disco Mandoro y Boruca hemos sacado nuestro estilo que es ya bastante personal.

TAM: ¿Cómo os dio por ahí, por el Balcan?

A varios miembros les gustaba el estilo y empezamos todos a escuchar temas, a versionarlos.

También estamos en una tierra que hay muchos músicos, de mucha calidad y tratando de romper esquemas y dar con un estilo divertido, con una dinámica alegre y potente…

Y como somos todos así un poco a nuestra manera, empezamos tres o cuatro y se fue uniendo gente hasta llegar a 12 y aportando cada uno su locura, surgió esto.

TAM: ¿Y cómo le explicaríais a alguien qué es este estilo de música, el Balcan?

En una palabra: locura.

Música festiva, de celebración, de alegría.

Es una música que en cuanto empieza a sonar te dejas llevar y es inevitable no parar de bailar.

Evadirse de todo, olvidar y disfrutar, eso es para nosotros.

Tanio

foto Jorge G Guerrero

TAM: Cerráis el Iboga ¿qué os parece eso?

Hemos tocado ya en dos ediciones anteriores, yo creo que está bien pero es una putada porque no puedes disfrutar igual del festival, tienes que aguantar jajaja.

TAM: Tienes que llegar ¿no?

Tienes que llegar, a las 5 de la mañana del sábado, pero bueno, así y todo podremos ver muchos grupos, con algunos ya hemos compartido escenario, a otros los hemos versionado y también es un privilegio el hecho de compartir escenario con toda esta gente y poner nosotros la guinda al pastel del festival.

Quien a aún le queden zapatillas que las pierda.

TAM: Una de vuestras especialidades es el pasacalle.

Lo disfrutamos bastante, el hecho de montar el carro, montar nuestros micros e ir por la calle sonorizados, nos sentimos cómodos tocando para el público así, mezclando más las energías que en un escenario, ya que estás a la misma altura.

Se siente a la persona, se interactúa más, la gente se siente más involucrada, al llevar inalámbricos tenemos mucha libertad. No sé si este año como cerramos el Iboga igual la liamos al final encima del escenario o nos bajamos abajo que es lo que nos gusta hacer -lo que pasa es que en un festival no se puede-.

O nos llevamos a la gente del escenario a la carpa de circo jajaja, ya se verá.

Trocambappal

foto Jorge G Guerrero