Iboga 2017: algo bueno dejará

Ya ha pasado un año desde la última edición que aún tengo tan presente. Este año serán cuatro días sin contar la fiesta de pre-party. Más de 70 artistas. Cuatro días saltando a ritmo de Balkan, Swing, Ska, Cumbia, Gypsy, Electro-Swing, Ska-Jazz… Este año podremos disfrutar de los Fatty Farmers en el escenario principal. Muchas ganas de ver a Too Many Zooz, a Limando y, por supuesto, trasnochar el sábado para ver a los clásicos, a los reyes del festival Bohemian Betyars que tocarán antes del cierre con los locales X-Fanekaes. También ansiedad por ver, cómo no, al director de cine y embajador del balkan, junto a Goran Bregovic que ya tocara el año pasado, Emir Kusturica. Ganazas por descosernos el pecho a bailazos con Dubioza Kolektiv. Ah y Bennie Page nos hará mover nuestro dulces cús al ritmo del dub y raggajungle y bass y dancehall. Este año, su quinto aniversario, ya auguramos que será el que apuntale el festival; esperemos, eso sí, sin intención de ser agoreros, que el festival crezca de manera sostenible, fiel a sí mismo y no muera de éxito. Para todos aquellos que no conozcan aún el festival que se realiza en Tavernes de la Valldigna no os quiero desvelar demasiado porque como pasa en los grandes festivales hay que vivirlo y sentirlo y saborearlo (y leer nuestra crónica) para pasar al otro lado, convertirse y creer.

Horarios Iboga

No sé que tendrán estos ritmos que me vuelven loco y el descaro de los hippies con sus pies descalzos, el sonido de los saxos, los violines frenéticos, el calor del swing, la locura de la música balcánica que me hechiza como la luz a una polilla; no sé qué tiene un festival de música que tras su paso en la tierra deja siempre una huella en la memoria, y es ahora, seguro estoy de ello, justo ahora cuando esta edición del Iboga está en ese punto cumbre a puntito de hacer leyenda, de pasar al hall of fame de los festivales que se recordarán como “bueno, bailamos sin descanso, nos hidratamos con almidón de cebada fermentado, no cambiamos el mundo, pero fue algo bueno sin duda”.