Nunca hubiera imaginado que se pudiera llegar a esta situación o es que no quería simplemente pensarlo. Tantas banderas españolas engalanando mi ciudad y no veo ninguna catalana colgada de los balcones. En serio, no he visto ni una. La contradicción de querer que Cataluña se quede y en lugar de colgar esa bandera por sentirla como que también te representa, que representa al Estado español, oponen la suya, la española, que también es la mía y al mismo tiempo no lo es. La mía es la de todos aquellos jóvenes que fueron a votar, que se han manifestado en contra de las cargas policiales, de aquellas que se han hecho una foto juntando la bandera nacional con la estelada. La suya es muy parecida, casi se diría que es igual, pero no, es muy distinta porque justifican la opresión y la carga de antidisturbios contra una resistencia pacífica que pide algo tan legítimo como es votar. VOTAR. Es que era ilegal. Sí. Y fumar marihuana también lo es. Y hasta hace nada el matrimonio gay también lo era. ¿Cuál es la estadística? ¿Más del 80% de gente que quiere votar, que pide ser escuchada? Eso es lo que se podría llamar TODO EL MUNDO. Es que no era un referéndum vinculante. Efectivamente, pero es que ya no estamos hablando de eso. Yo, al menos, estoy hablando de todas esas banderas que veo colgadas que no son la mía, ni se le parecen.

Ahora más que nunca me siento impulsado a llamar a las cosas por su nombre defendiendo un país que es plurinacional, una nación de naciones, un estado rico y diverso en cuya heterogénea piel reside su belleza. Y no digo esto porque lo sienta así, es que es así. Cualquiera que haya viajado por España se da cuenta de que no le hace falta salir de su propio país para tener la sensación de estar viajando por el mundo. Desde Covadonga hasta la playa de Cofete. Desde Finisterre hasta el lago de Anna. Desde La Ciudad Encantada a Los Picos de Europa. Es impresionante. Y precisamente por eso nunca he entendido la sinrazón de querer desprenderse aunque entiendo ese sentimiento, el del separatismo, cuando viene alimentado históricamente por la represión, la imposición y el castigo y humillación. Algunos hay, claro está, que en su demanda de reconocimiento y emancipación son evidentemente legítimos como el del pueblo Palestino o el pueblo Saharaui. Así que no, no defiendo el independentismo catalán pero nunca me ha molestado ni me ha ofendido el pancatalanismo, más bien al contrario, cierto sentimiento nacionalista ha conseguido que mi ciudad, Valencia, haya rescatado algo de dignidad y de memoria perdida durante demasiados años.

Desde la transición para ellos “el pacto social” que nos hemos dado, esa llamada paz social ha consistido en que traguemos, y la gente no tiene que poder decidir porque no saben lo que quieren, eso mismo dice el ex-ministro Corcuera, lo mismo que decían al morir Franco los partidarios del dictador, lo mismo que deben pensar todo esos mismos franquistas de hoy día que les dejamos que salgan a reunirse a cantar el cara al sol mientras se prohíben asambleas y debates sobre la cuestión catalana. Sacan esa bandera, la nacional, junto con algunas otras que llaman pre-constitucional (la de la dictadura) para equipararla a la bandera republicana. Y no siendo esa mi bandera sin embargo sí es mi país porque 8 millones de personas les votan. A ese gobierno que ha fletado barcos y al grito de a por ellos efectivamente han ido a por ellos. Y me da igual, en serio lo digo, si no todo el mundo ha sido pacífico, ni de coña voy a ser equidistante, sé que la policía también son ciudadadanos, que también son los nuestros, son trabajadores (al servicio de una Justicia postfranquista) y han recibido insultos, escupitajos, sillas, pero es que es su PUTO TRABAJO y estás delante de una concentración de gente que tiene miedo, que siente rabia y a la que has ido a reprimir y que no lleva ni porras ni escudos ni cascos. Estás atacando Mariano a tu propia gente. ¿Para qué? ¿Ese es el plan de cohesión de España que tenemos? ¿Le das palizas a tu hijo porque le quieres y quieres que no se vaya de casa? ¿Igual que esos aficionados que le gritan a Piqué que se vaya de la selección española porque quieren que siga siendo español? WTF. La magistrada del Tribunal  Superior de Justicia de Cataluña ordenó textualmente: sin afectar la normal convivencia ciudadana. Pero claro, eso es en Cataluña, ¿de quién recibe ordenes la Policía Nacional y la Guardia Civil? Y ahora la Jueza Nacional cita a declarar a Trapero por sedición. Yo tengo clara la respuesta, no consideras que esos sean los tuyos porque TÚ tampoco los consideras españoles.

mariano-rajoy-corte-de-mangaSi lo que se quiere es que ese territorio se quede, la forma de conseguirlo no es ningunearle, insultarle y golpearle. ¿No se entiende esto? Deberíamos discutir sobre política, el modelo de Estado, la reforma del Senado, la revisión y mejora de la Constitución para hacerla menos ambigua y más actual, que refleje la realidad política y social después de 40 años. Habría que hacer una consulta popular en la que todas las autonomías tendrían que votar incluida la catalana, claro, dentro de un marco de negociación, pero ahora mismo esto sí es una utopía (y no la independencia catalana) pues a Mariano Rajoy aún le quedan tres años de gobierno.

Mientras, hallan muerto en el jardín de su casa a otro testigo de la corrupción del PP que tenía que declarar estos días y ya van 11 en cuatro años; los trabajadores de TVE se manifiestan y ya van unas cuantas porque se ven obligados a no dar información o darla manipulada; un moro atropella a un montón de gente y la culpa la tiene la alcaldesa y hay que echar a todos los moros o por lo menos los que se demuestre que son musulmanes; vemos migrantes intentando llegar a nuestra costa y la solución es dispararles y matarlos. El problema aquí es esa derecha fascista, esa memoria no restaurada de los represaliados durante la Guerra Civil y el franquismo, el problema son ellos, el PP, el mismo que estuvo años torpedeando cualquier posibilidad de negociación con los etarras, que al minuto del atentado de Madrid salieron a decir que había sido la banda terrorista ETA porque sabían la que se les venía encima y su cobardía hizo reaccionar a la población, que en tan solo 4 días se movilizó para dar el gobierno a un muchachito nuevo que había puesto el PSOE ahí a lo Pedro Sánchez para ir tirando. El problema es que cada día mueren 90 dependientes sin recibir las prestaciones a las que tienen derecho. El problema aquí es unos gobernantes cuya patria es su bolsillo y se la suda absolutamente la gente. La cuestión aquí es echar al PP de una puta vez.

Al momento de esta publicación lo que sabemos es que el lunes se pretende declarar la independencia y por supuesto el PP seguirá sacando músculo y el a por ellos, y el yo soy español y seguirán sacando a los balcones su bandera, esa que no es la mía, y que no sé cuántos años han de pasar para que algún día por fin sea la nuestra.