La idealizada búsqueda de un alma gemela

MastersOfNone

Escribe en un papel el porcentaje de seguridad que tienes en esta relación

Llega un momento en la vida en el que uno se pregunta si ya ha encontrado el camino que quiere seguir, si está 100% seguro de lo que está haciendo ¿Es este tu trabajo ideal? ¿Estás con la persona perfecta? ¿Estás seguro al 100%? Normalmente la respuesta es clara, no. Siempre hay dudas. ¿O tal vez es miedo al cambio?

Es bonito el pensar que algo es para siempre, la simple comodidad de estar relajado, sin problemas. Las tardes acurrucados en el sofá viendo una película, las mañanas tirados en la cama retozándose, las cenas para descubrir sitios nuevos, emborracharse juntos… Divertirse. Pero no es todo el rato así. Todos sabemos que las relaciones son una montaña rusa, que hay subidas y bajadas, pero… ¿No deberíamos estar siempre arriba? ¿No deberíamos estar siempre contentos?

Todos tenemos amigos a los que vemos felices, que cuadran, son una pareja perfecta. Pero nosotros nos vemos a nosotros mismos como las personas que están buscando esa alma gemela. ¿Pero por qué la buscamos? Uno ya se siente completo sin pareja, encontrar algo llamado “felicidad” en nosotros mismos también es posible, la autorrealización. No obstante también hemos sentido ese subidón que es estar con esa persona especial, que nos hacía reír, nos hacía pensar, ver cosas desde un punto de vista distinto. Y tú se lo hacías ver a ella, una relación pura y recíproca. ¿Por qué no puedo sentir eso durante todo el tiempo? ¿Me estoy acostumbrando a mi vida y la estoy dejando pasar?

Cuando la indecisión se junta con el miedo a perder el camino no escogido nos quedamos perdiéndolo todo, como decía Sylvia Path en La Campana de Cristal. Es el momento en que nos miramos y decimos… ¿Realmente existe el 100% de felicidad? Y si no existe, ¿me voy a quedar con un 30%? ¿Tal vez un 50%? ¿O voy a por un 70%? Pero… ¿Y si sí existe? ¿Cómo sabemos si existe?

No mires a esa otra persona con la que pasas cada día. No mires a tus compañeros de trabajo o tus jefes. Mira al espejo, esa es la persona que sabrá si es el momento de quedarse en suelo firme o dar un gran salto sin saber dónde se va a caer.

Y si no lo sabe, piensa que la indecisión es normal, nadie nace sabiendolo todo.

Esta serie, ‘Master of None’ (se podría traducir como “Maestro de Nada”, del dicho aprendiz de todo, maestro de nada), nos presenta una vida que parece tener un camino, pero con el tiempo, el camino cambia, y las personas con él. Nos tenemos que adaptar día a día a ella. A veces hay pequeños cambios, otras veces los hay de más grandes, pero tenemos que afrontarlos.

¿Estamos intentando encontrar algo que no existe cuando hablamos de almas gemelas? Tal vez, pero debemos buscar lo que más se acerque, y se puede conseguir, sólo hace falta intentarlo. Algo que merezca la pena nunca será fácil.

Nota sobre Master of None: Si os aventuráis a ver esta serie, llegar al menos a ver el segundo episodio. Es una pequeña maravilla en cuanto a otro tipo de relaciones.