5 momentos musicales de series para el recuerdo

Abrir un artículo sobre el humor musicado, para un adolescente de los 90’s como yo, hubiera sido tan fácil como citar a dos estandartes de la risa y la guitarra acústica como fueron El Chivi y Juanpa y la Raja. Pero no. Vosotros, pequeños milenials míos, no merecéis ser otra generación traumatizada más. A vosotros os gustan las series y las cosas que salen en Youtube, así que os voy a dar de vuestra mierda, porque soy joven como vosotros y os entiendo.

Sin embargo, en un giro de guión loquísimo e inesperado, voy a empezar con una serie que para vosotros ya será histórica. Incluso algunos no la conoceréis porque “no os gusta lo antiguo”. Hijos de puta.

Friends, ‘In the Jungle’

Aunque precisamente nunca destacó por su contenido musical a pesar de tener la canción de cabecera más reconocible de la historia de las series (reconócelo, tú también aplaudes TODAS las veces que la escuchas), Friends tiene algún momento memorable. Si nos remontamos a las primeras temporadas recordaremos que Ross tenía un mono, con más carisma y simpatía que el. Su reencuentro, con todo el elenco cantando ‘In The Jungle’, con especial atención a los coros de Joey, es historia de la tele. Os lo dejo con subtítulos en sueco porque puedo.

J.D. y Turk, ‘Guy Love’

En Scrubs, un día, por lo que sea, se sacaron un capítulo especial en plan musical, como los de Los Simpson pero sin pieles amarillas, excepto la de algún paciente con hepatitis, y con bisturís y batas verdes muy locas. Aunque no tuvo especial aprecio por parte de la crítica, con el tiempo se fue valorando más el trabajo épico de música y coreografía que hizo toda aquella pobre gente.

Robin Sparkles, ‘Let’s go to the Mall’

Vamos ahora con la copia de Friends  HYMYM. Si por algo destacó la serie en la que Ted Mosby llora cada dos capítulos, fue por detalles maravillosos que apenas influían en la historia, pero que se quedaron en el recuerdo de toda una generación. Hablo, por ejemplo, de Robin Sparkles, el alter-ego de Robin, una de las protagonistas, que había sido una estrella del pop juvenil en su infancia. Desde ese capítulo glorioso, todos tenemos más ganas de ir al centro comercial.

Michael Scott feat Andy Bernard, ‘What is love’

Con los pequeños ataques epilépticos sonoros de The Office se podría hacer otro especial, porque son ilimitados, como los megas de la tarifa de móvil de tu cuñao, como los campos de trigo de Castilla, como la juventud de Jordi Hurtado. El uso que se le dio a la música en The Office es especial, incluido como parte del guion, como un elemento más con el que crear humor.

Charlie Kelly con Dennis Reynolds a los coros, ‘Dayman’

Y para ir acabando ya, porque os veo y ya le estáis pegando el último bocado a la magdalena y en cuanto acabáis el desayuno no hacéis caso, os voy a hablar de ‘Its Always Sunny in Philadelphia’, una serie que pasó bastante desapercibida en España pero que es todo un referente en cuanto a humor negro y absurdo, con momentos tan propios de una mente enferma como este ‘Dayman’. Si os aventuráis a empezarla, tened paciencia. Cuando realmente alcanza su punto álgido es en la segunda temporada, con la incorporación épica de Dani De Vitto como personaje secundario. Un must en toda regla.

Para otra ocasión dejamos a los Flight of the Conchords, a Jon Lajoie o en España a Álvaro Carmona, o qué coño, el Tito MC y Lory Money. Para hoy bien os llega.

Pasad a hacer algo productivo, millenials.