2016: Top 10 discos del año

Los viernes son los nuevos viernes y los balances de 2016 los nuevos obituarios. Resulta inevitable hablar de lo sucedido en 2016 sin hacer referencia a las muertes de Bowie, Prince y Cohen por su aportación capital a la música popular. La inmensa mayoría ha optado por maldecir el fatídico destino que nos deparó 2016. Es una opción. Otros, en cambio, han advertido que lo ocurrido tan solo marca el inicio de un ciclo en el que más muertes vendrán como consecuencia del envejecimiento de nuestros ídolos. Parece conveniente escuchar a unos y otros y rezar para que si la muerte llama a la puerta de Dylan, se lleve la misma respuesta que la Academia Sueca.

Antes de entrar en materia, es de justicia hacer mención a diversos discos que no entraron en el Top 10 pero que tienen argumentos para hacerlo. Empezando por el propio Bowie, cuya última aportación fue ese testamento en forma de disco titulado ‘Blackstar’. 2016 ha confirmado la excelencia perpetua de Radiohead. Otra habitual de lo más alto de la listas, PJ Harvey, ha firmado un notable ‘The Hope Six Demolition Project’ al que le ha pesado en exceso la excelencia de su predecesor. Más protagonistas femeninas que nos deja este 2016 son Warpaint y Solange. Por último, el verdadero apocalipsis de 2016 es el que se desata en cada escucha de ‘Nonagon Infinity’ de King Gizzard & The Lizard Wizard.

10. ‘Not to Disappear‘ – Daughter

El segundo álbum de Daughter ha supuesto un avance notable en cuanto a la calidad de sus composiciones. El principal atractivo sigue siendo la voz de Elena Tonra y el potencial emocional de unos textos que destacan por la crudeza de su lamento.

9. ‘III‘ – Moderat

La tercera entrega de la unión entre Modeselektor y Apparat asume una evolución en el sonido del proyecto, con un mayor protagonismo de la voz de Sascha Ring. Progresivamente han ido ganando en contención, y es este ‘III’ en el que se impone un tono más introspectivo. Han culminado 2016 con una extensa y exitosa gira que se ha materializado en un álbum en directo titulado ‘Live’.

8. ‘Blonde‘ – Frank Ocean

Con el foco puesto en sí mismo, en sus conflictos y tormentos, Frank Ocean se vacía emocionalmente en esta entrega. En ‘Blonde’ brilla como intérprete y lleva un paso más allá el uso del pitch como recurso expresivo y narrativo.

7. ‘Adore Life‘ – Savages

El puño cerrado y rabiosamente apretado de su portada bien sirve para ilustrar la evolución sonora de Savages en este nuevo disco. ‘Adore Life’ es más fiero y más ruidoso que su álbum debut. Los textos de Jenny Beth, certeros una vez más al abordar temas como amor e incomprensión vital, son uno de los reclamos de ‘Adore Life’.

6. ‘Light Upon the Lake‘ – Whitney

En ‘Light Upon the Lake’ brilla la trompeta de Will Miller, complemento ideal para la voz de Julien Ehrlich y su falsete. El componente emocional es uno de los pilares de este disco, con textos que en su mayoría versan sobre rupturas amorosas y relaciones fallidas inspiradas por experiencias reales vividas por los miembros de este septeto.

5. ‘Teens of Denial‘ – Car Seat Headrest

Teens of Denial’ es el primer larga duración de Car Seat Headrest. Larga duración, en este caso, dotado de un doble sentido, pues se disco se va hasta unos excesivos 70 minutos de duración. Aún así, estamos ante un álbum disfrutable de principio a fin, de sonido robusto y con gusto por las guitarras distorsionadas que marcaron los 90.

4. ‘Freetown Sound‘ – Blood Orange

La realidad de la comunidad afroamericana en 2016 marca el carácter de ‘Freetown Sound’ desde el mismo título (una referencia a la capital de Sierra Leona, en la que nació su padre). En ‘Freetown SoundDev Hynes acierta en su reinterpretación del R&B de los 80 llevándolo a horizontes de actualidad. A destacar el elenco de mujeres que participan en el disco: Nelly Furtado, Debbie Harry, Carly Rae Jepsen o Empress Of, que hace de ‘Best To You‘ una de las mejores canciones de 2016.

3. ‘22, A Million‘ – Bon Iver

En este disco abunda el uso del autotune, los samples, la electrónica y vocoders pero aún así suena cercano, cálido y no ha hecho perder a su autor la capacidad de emocionar. ‘22, A Million’ es concebido tras sufrir un cuadro de ansiedad producto de un bloqueo creativo. Este hecho marca el desarrollo artístico y conceptual del álbum (“It might be over soon”) en que destacan las referencias religiosas.

2. ‘MY WOMAN‘ – Angel Olsen

Un arrebato rockero agita la primera mitad de este ‘My Woman’, cuyo ímpetu parece haber apartado por imperativo al marcado aire lo-fi folk de su anterior trabajo. En la segunda mitad del disco, Angel Olsen baja de revoluciones sin renunciar a intensidad y en la que encontramos dos canciones mayúsculas que superan los siete minutos. El disco que versa sobre ser mujer ha supuesto la reafirmación de su autora como una compositora a considerar.

1. ‘Let Them Eat Chaos‘ – Kate Tempest

Este álbum narra la historia de siete personajes que viven en la misma calle en Londres, aunque no se conocen entre ellos. Esas siete historias convergen a las 4:18 am. y sirven a la autora para hacer un crudo retrato social del tiempo en que vivimos. ‘Let Them Eat Chaos’ es un poema musicado con bases urbanas y flow callejero, a ratos recitado, con argumentos muy sólidos para convencer también a aquellos a los que no guste el hip hop.